Diputados califican de racistas y discriminadoras las críticas a la gestión de la Presidenta del TSE

Prensa Cámara de Diputados

Los diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS), David Ramos y Edgar Montaño, coincidieron en señalar que quienes critican la gestión de la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque, lo hacen con criterios racistas y discriminadores porque consideran que una mujer de pollera no es capaz de dirigir un órgano del Estado.

Varios políticos y cívicos de oposición criticaron la gestión de Choque al darse a conocer el despido de funcionarios de este órgano, lo que fue calificado por el jefe de la bancada nacional del MAS, diputado David Ramos, como una muestra de discriminación hacia una mujer indígena.

“Todo este tiempo la Presidenta del TSE ha sufrido hostigamiento y acoso político, discriminación y racismo por todos quienes hoy la critican. Cuando el vocal Antonio Costas  fungió como presidente de la extinta Corte Nacional Electoral y Katia Uriona fue presidenta del TSE, ambos designaron a su personal de confianza, ahora que la Presidenta es de pollera y de origen indígena, no tiene derecho a designar al personal”, sostuvo Ramos.

Por su parte, su colega Edgar Montaño, dijo: “Piensan que por ser una mujer de pollera no puede llevar adelante un órgano del Estado”.

Montaño aseguró que la funcionaria del TSE que decidió renunciar, seguramente lo hizo porque tenía otras posibilidades laborales, en referencia a la directora nacional de Tecnologías de la Información y Comunicación (DNTIC).

Las declaraciones de ambos legisladores coincidieron también con las de Cristina Choque, quien denunció esta tarde que es víctima de racismo y discriminación por ser una mujer aimara.