Destinarán 26 millones de dólares para impulsar el turismo en Bolivia

Prensa Cámara de Diputados

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó este jueves el contrato de préstamo entre el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Estado boliviano por 26 millones de dólares, recursos que están destinados a la implementación del “Programa de Gestión Turística del Patrimonio Cultural”, orientado a impulsar el turismo en el país.

“El costo total del programa es de 26 millones de dólares y el contrato de préstamo no incluye aporte local de los municipios ni de las gobernaciones”, explicó el presidente de la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas, diputado Víctor Borda.

Dicho Programa tiene por objetivo incrementar las divisas por turismo internacional para coadyuvar al crecimiento económico del país y aumentar la generación de empleo e ingresos por este mismo concepto.

En ese marco, señaló que este programa tendrá como unidad coejecutora a la Empresa de Transporte por Cable “Mi Teleférico”, aunque aclaró que este crédito no se destinará a la construcción de nuevas líneas, sino que el mencionado proyecto está vinculado a la construcción y puesta en marcha de un parque de culturas que será instalado en el Taypi Uta, más conocido como Estación Central de Mi Teleférico.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Diputados precisó que la empresa Mi Teleférico se encargará básicamente de hacer el seguimiento a la ejecución del proyecto. “No se puede confundir a Mi Teleférico con una empresa constructora, simplemente hará el seguimiento”, enfatizó.

Agregó que la labor de supervisión recae sobre la empresa de transporte debido a que en los últimos años esta institución se convirtió en la “estrella del transporte masivo” y del turismo en la ciudad de La Paz, porque todo visitante viaja en sus cabinas.

Este programa busca reforzar el vínculo entre turismo y cultura, y contará con dos componentes, el primero es la construcción y puesta en marcha del Parque de las Culturas y la Madre Tierra en la ciudad de La Paz, un área de esparcimiento al aire libre orientada a mostrar la biodiversidad, las diferentes culturas vivas bolivianas y su relación con la Madre Tierra. Los recursos que serán destinados a esta área de recreación incluyen la recuperación de un galpón patrimonial para exposiciones y la realización de espectáculos culturales.

El segundo componente  del programa está orientado a cuatro objetivos; el primero es la ejecución de obras de ampliación del Parque Cretácico de Sucre (Chuquisaca); el segundo para la realización de proyectos de conservación, consolidación, restauración, refuncionalización, adecuación, rehabilitación y reconstrucción de edificios patrimoniales icónicos de titularidad pública y con vocación turística en los centros históricos de La Paz, Sucre, Potosí y Santa Cruz de la Sierra.

El tercer objetivo de la inversión es la conformación de un fondo concursable en los centros históricos de las ciudades de La Paz Sucre, Potosí y Santa Cruz de la Sierra. Los fondos concursables son mecanismos de asignación de recursos que serán otorgados a ciudadanos con la responsabilidad de definir e implementar lo que ellos consideren necesarios para mejorar su calidad de vida.

Por último, se destina recursos para el diseño e implementación de una estrategia de posicionamiento digital turístico y sus correspondientes planes operativos anuales para una mayor visibilidad turística de Bolivia en mercados internacionales.

Ante el cuestionamiento de algunos diputados sobre el destino de los recursos invertidos, la presidenta Montaño recalcó que esta es una inversión productiva, ya que generará más ingresos para el país. En ese sentido, el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Jaime Gonzales, destacó que la actividad turística en el país genera anualmente más de 400.000 empleos.